Plataformas crowdsourcing como potenciadores del trabajo colaborativo en países en vía de desarrollo

hace 5 años   •   7 min de lectura

Por Carmen Gerea
trabajando-notebook

La palabra “crowdsourcing” fue propuesta por Jeff Howe y Mark Robinson en 2006 en la revista Wired, con el fin de definir la externalización de una función típicamente interna en una empresa, a una red de personas generalmente grande y no definida:

«Simply defined, crowdsourcing represents the act of a company or institution taking a function once performed by employees and outsourcing it to an undefined (and generally large) network of people in the form of an open call. This can take the form of peer-production (when the job is performed collaboratively), but is also often undertaken by sole individuals. The crucial prerequisite is the use of the open call format and the large network of potential laborers.»

En la actualidad, se pueden externalizar servicios de traducción, redacción (en plataformas como envato.com), diseño (99designs.com), desarrollo, y hasta tareas más complejas como la gestión de proyectos de QA (utest.com, crowdsourcetesting.com), entre otros. A continuación revisaré algunos de los beneficios del crowdsourcing para las personas, las empresas y unos casos de estudios de impacto de estas plataformas en países en vía de desarrollo.

Tendencias globales de adopción del crowdsourcing por parte de las empresas
Para la empresa que externaliza o contrata, los beneficios son múltiples: encontrar talento, aumentar temporalmente la capacidad de su equipo de trabajo interno, reducir costos, reducir tiempos de ejecución o tener acceso a una mayor cantidad de ideas. Para muchas organizaciones, es ampliar el espectro de posibilidades que tienen internamente:

«Thanks to the Web companies that move now can leverage a global pool of talent, ideas, … that vastly exceeds what they could ever hope to marshal internally.»
(Kevin Maney, Editor de tecnología, USA Today)

El siguiente gráfico ilustra el aumento de la adopción del crowdsourcing por las grandes empresas globales especialmente en el segmento de los bienes de consumo masivo y en tecnología [4]:

tendencia adopción crowdsourcing

Más allá de la externalización (o outsourcing en inglés), delegar tareas en una plataforma crowdsource supone también redefinir la colaboración típicamente presencial llevándola a un contexto de trabajo remoto, generalmente con profesionales desconocidos, que bien frecuentemente no se verán nunca en persona.

A modo de ejemplo, en 99designs, el que contrata un servicio de diseño puede intercambiar con su diseñador en una interfaz que permite el seguimiento del proyecto. En una primera etapa, se trata de compartir archivos, dejar comentarios puntuales por cada elemento de interacción a corregir, ver el deadline, evaluar. Posteriormente, el diseñador recibe su pago, entrega los archivos fuentes y cierra el proyecto (fuente: img. personal):

99designs

¿Por qué un profesional o una empresa de un país en vía de desarrollo trabajaría en modalidad crowdsource?
Pensando en la perspectiva del freelancer o del proveedor, ocupar un sistema crowdsource significa tener acceso a nuevas oportunidades de negocios, ampliar su cartera de clientes e incluso profesionalizar su trabajo. Entender requerimientos específicos, muchas veces en un idioma que no es tu idioma materno (imaginemos un polaco colaborando con su cliente alemán en inglés a través de Elance.com) y tener que cumplir con tiempos de entrega determinados, pueden ser variables de trabajo diferente del contexto con el cual uno está acostumbrado. Es lo que obliga a profesionalizar su conducta, cumplir con los plazos, ser autoexigente y finalmente aprender cómo aportar valor siendo competitivo, además de actualizar su metodología de trabajo (pasando por ejemplo, de desarrollo en cascada, a métodos ágiles o lean [5]).

Sistemas de crowdsourcing en países en vía de desarrollo
Para un profesional de un país en vía de desarrollo, trabajar en modalidad crowdsource representa la posibilidad de mejorar su calidad de vida generando mayores ingresos [2]. Para una empresa proveedora de servicios de un país en vía de desarrollo, estas plataformas permiten bajar las barreras de entrada, darle acceso a nuevos clientes, facilitar los pagos y los tiempos de pago.

Sin embargo, no todos los servicios prestados son necesariamente complejos; también se pueden externalizar micro-tareas, como lo propone el servicio de Amazon, Mechanical Turks o el proyecto indio mClerk [2], una plataforma que proponía delegar micro-tareas que se solucionarían masivamente a través de mensajes de texto (SMS). Entre otros, mClerk permitía llegar a muchas personas (dada la relativa simplicidad de la tarea), a un bajo costo. Para los usuarios, mClerk se transformaba fácilmente en un pasatiempo pagado ya que podían pasar de ocupar su tiempo libre (esperando el bus, por ejemplo) a dedicarse a solucionar micro-tareas a tiempo completo y así generar un ingreso razonable.

Analizando los servicios que se pueden contratar en Envato Studios, para desarrollar aplicaciones, podemos observar que de 495 servicios (data del 04/05/2016):

  • 81 (16%) provienen de profesionales o empresas de la India,
  • 58 de Bangladesh,
  • 38 de Rumanía (mi país).
  • 25 de Indonesia,
  • 10 de Argentina,
  • 9 de Uruguay,
  • 4 de México,
  • 2 de Brasil,
  • 1 de Guatemala, solo para tomar algunos ejemplos. Y ninguno de Chile.

Por otra parte, existen:

  • 17 ofertas de España,
  • 18 de Estados Unidos,
  • 17 de España,
  • 3 de Alemania,
  • 2 de Francia,
  • 1 de Japón.

Sin entrar en un análisis más profundo de distribución de profesiones por país versus población total para llegar a valores relativos, en absoluto, no cabe duda que para una serie de países en vía de desarrollo, el crowdsourcing es una buena fuente de ingresos para sus profesionales y empresas. Lo que podría explicar la mayor prevalencia en países como India, Bangladesh o Rumania versus los países latinoamericanos: 1. precedente de outsourcing (en estos países ya se hacía outsourcing de servicios de tecnología mucho antes que el crowdsourcing se masificara); 2. el idioma. La mayoría de estas plataformas ocupan el inglés como idioma principal, aunque hay cada día más personalización en la interfaz cliente / proveedor en español. Ahora bien, el idioma de trabajo sigue siendo el inglés.

El caso de Brasil es interesante porque si bien es el país de la región que podría tener mayor cobertura tanto de profesionales / proveedores como de empresas, la adopción del crowdsourcing sigue siendo baja. Crowdtest.me, una plataforma brasileña, tiene aún dificultades en reclutar usuarios testers de Brasil, por lo que la percepción de comunidad es débil [3]. Por otra parte, la resistencia al cambio es mayor por parte de las empresas grandes, quienes prefieren seguir trabajando en modalidad inhouse o outsourcing tradicional. En cuanto a algunas debilidades observadas en los testers, según los clientes entrevistados por los mismos investigadores [4], un tema relevante fue el grado de especialización de los testers, considerado bajo en algunos casos. Algunos de los hipótesis que generan estas brechas:

  • Curva de aprendizaje de los testers, quienes necesitan participar de más proyectos (los usuarios más activos de la plataforma tienen menos de un año de experiencia de testing).
  • A los profesionales les cuesta competir con pares de otros países donde las tarifas son aún más bajas.
  • Muchas veces los requerimientos entregados por el clientes son incompletos, lo que hace difícil el testeo.
  • Las empresas mismas desconocen sus propias tecnologías, por lo que es más complejo aún para el tester de asesorar técnicamente.

Mi experiencia
Como cliente, he trabajado con diseñadores, desarrolladores y redactores en Envato y 99designs. Muchas veces cuando existe una buena empatía laboral con el profesional, que el cliente identifica talento y están las condiciones para seguir trabajando (recursos, necesidad), lo ideal es seguir trabajando con la misma persona con la cual ya hubo un primer proyecto exitoso. En ese sentido, las personas tienden a replicar actitudes y comportamientos de trabajo colaborativo presencial.

Trabajar remotamente es cambiar el contexto, diseñar nuevas formas de comunicarse, coordinarse y compartir información, pero no cambia la necesidad de construir sobre bases de confianza, credibilidad o motivación.

En todas las ocasiones he trabajado con profesionales de otros países (Estados Unidos, India, Rumania), nunca de Chile. Una vez recuerdo que una diseñadora brasileña había participado en un concurso que lancé en 99designs pero finalmente tuve que elegir entre dos propuestas, y no elegí la de ella. Nos comunicamos en inglés, al igual que con los otros profesionales. Es más, incluso me comuniqué en inglés con un compatriota rumano y al final del concurso me dí cuenta que eramos del mismo país de origen. Lo que más rescato, además de reclutar talento – que para mi fue el valor principal que me aportó – es la posibilidad de tener mayor cantidad y calidad de propuestas. El hecho que las tareas sean relativamente acotadas hace también que el tiempo de ejecución sea menor comparado a un proyecto similar realizado localmente, y que ese tiempo sea respetado.

Desde el punto de vista de mis antiguos cargos en empresas grandes, puedo decir que no fue trivial que mis superiores acepten trabajar en crowdsource y en general terminé pagando con mi tarjeta de crédito para después pedir un reembolso. Es un detalle logístico que pienso que también hace difícil la adopción del crowdsourcing en las empresas grandes de la región. La burocracia para registrar un proveedor, poder pagarle en tiempo real (en vez de esperar 3-4 semanas o más y emitir un vale vista) o contratar un proveedor muy pequeño, son barreras relevantes. Sin embargo, cuando logras “vender” el modelo internamente (o evangelizar), todos quedan fascinados con los resultados. En este contexto, las empresas pequeñas y las startups principalmente, están más preparadas para colaborar remotamente con profesionales de otros países a través de plataformas crowdsource.

Conclusiones
Las plataformas crowdsource como sistemas para apoyar el trabajo colaborativo entre profesionales y empresas de distintos países, están definitivamente cambiando la forma de trabajar. Su adopción en países en vía de desarrollo depende del contexto local, principalmente de los hábitos previos de trabajo en sistema de outsourcing, del manejo de idioma y de la competitividad con los otros países – en términos de calidad y precio.

Referencias

  1. Howe, Jeff: The Rise of Crowdsourcing: http://www.wired.com/2006/06/crowds/ (consultado el 04/05/2016).
  2. Gupta, A., Thies, W., Cutrell, E., Balakrishnan, R. (2012). mClerk: Enabling Mobile Crowdsourcing in Developing. In: Proceedings of CHI 2012, May 5–10, 2012, Austin, Texas, USA, 1843-1852.
  3. Machado, L. G., Carmel, E., De Souza, B. (2014). Crowdsourcing in the Brazilian IT Industry: What We Know and What We Don’t Know. In Proceedings of CrowdSoft’14, November 17, 2014, Hong Kong, China, 7-12.
  4. Machado, L. G., Carmel, E., De Souza, B. (2014). Brazil Software Crowdsourcing: A First Step in a Multi-year Study. In Proceedings CSI-SE’14, June 2, 2014, Hyderabad, India, 1-4.
  5. The state of crowdsourcing, 2015: http://eyeka.pr.co/99215-eyeka-releases-the-state-of-crowdsourcing-in-2015-trend-report (consultado el 04/05/2016).

Corre la voz